Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La elaboración de vinos biodinámicos implica no sólo una complejización de la agricultura sino que siempre busca trabajar el viñedo de una forma más eficiente, inteligente y autosustentable

Si imaginamos un esquema de ecologización-complejización de la agricultura, vamos a partir de la agricultura convencional, con un foco super puesto en la eficacia de insumos y la utilización de productos de síntesis química, que es básicamente el modelo que se impuso tras la revolución verde de los años ’60, el que de alguna forma simplificó las labores en las fincas y generó mayoritariamente el sistema de monocultivos actual dependiente de un paquete tecnológico para hacer agricultura.

«Si se pensara en una transformación o transición desde ese punto de partida de una agricultura convencional, que hoy en día es la dominante, podríamos pensar que un proceso de conversión o de complejización de la agricultura tiene distintas etapas y una de las primeras sería empezar a trabajar con una agricultura más inteligente, racional, que haga monitoreo de plagas y uso de los insumos de agroquímicos o fertilizantes de una manera lo más eficiente posible, tratando de disminuir su uso para posteriormente hacer una retirada gradual» comienza el ingeniero Marcos Persia, asesor biodinámico y presidente de Asociación de Agricultura Biológico-Dinámica de Argentina quien agrega que «una segunda etapa o fase es conocida como la de sustitución de insumos y en esa fase podríamos pensar que uno ya se liberó de los agroquímicos, ya no se contamina tanto y se empezarán a comprar productos que vienen en bidones de color verde, es decir, ecológicos con certificados orgánicos o productos naturales». En esta segunda etapa todavía se será un tanto dependiente de esos insumos y seguramente se mantendrá el monocultivo. Motivo por el cual al haber poca diversidad no se podrá mantener por sí solo el cultivo y se necesitará asistencia. «En este momento la finca depende de todos los insumos externos pero esos insumos ya no contaminan, ya no son de síntesis química, ya no hay uso de transgénicos. Hay una similitud con la producción orgánica, ya que tranquilamente se podría estar trabajando la finca desde este lugar. Obviamente la filosofía orgánica pide más, habla de cómo hacer la fertilidad del suelo y cómo diversificar» agrega el presidente de la Asociación de Agricultura Biológico-Dinámica de Argentina.

Entonces, si seguimos en este camino de ecologizar la agricultura el próximo paso sería intentar romper el concepto del monocultivo y diversificar la finca con un manejo ecológico del suelo -básicamente para que haya un suelo vivo-, y de esta forma el horizonte será lograr un lugar que se regule por sí mismo. «Como hace un sistema nativo, como un bosque, que no necesita fertilizantes o plaguicidas, sino que de algún modo es productivo y encuentra un equilibrio propio, sin necesidad de asistencia externa» ejemplifica Persia.

Cuando hablamos de agroecología algunas leyes de la naturaleza se ponen de manifiesto para lograr equilibrios biológicos como el ciclo de los nutrientes, de la materia orgánica o la sucesión vegetal, que es básicamente la relación entre el suelo y las plantas que naturalmente van evolucionando juntas, muchas veces hasta con los animales. Y cuando se le da el lugar a todo esto dentro de la finca se está, por un lado, sumando la presencia de la ecología y al mismo tiempo empiezan a funcionar los principios de la naturaleza.

Entonces hablamos de agroecología cuando se ingresa en la etapa de reorganizar o rediseñar la finca y se arma un espacio más diversificado y cercano a la naturaleza, que además incorpora fuertemente el cuidado de los aspectos sociales.

«Después de eso si seguimos complejizando ya pensamos que la naturaleza es también la luna, los planetas, las constelaciones y todas las fuerzas sutiles que vienen de ahí y de la tierra. Entonces si pensamos que la agricultura y la vida en el planeta también son las cosas que no se pueden ver, tocar ni pesar ya vamos a estar hablando de una agricultura biodinámica, que es la que nos ofrece tecnologías para trabajar con lo denso y lo sutil de la vida del suelo, de las plantas, de los animales y de las personas» comienza el experto quien agrega que la agricultura biodinámica viene a plantearnos algunos criterios de tender a la autosuficiencia ya que todo se debería producir dentro de la finca.

Así la agricultura biodinámica propone armar un organismo dentro de la finca que pueda automantenerse y autorregularse, que sea autosuficiente y que además sea único e irrepetible, ya que va a estar en función de la combinación del suelo, las plantas, los animales y, sobre todo, del ser humano que es quien pondrá conciencia y será de alguna forma el director de orquesta que configurará cómo se combinarán todos esos elementos. Además de todo lo sutil, la agricultura biodinámica trae consigo sus recetas de preparaciones que muestran cómo trabajar con las plantas, los animales y con las fuerzas más sutiles que tiene la vida.

«La homeopatía en el campo de la medicina tiene un funcionamiento similar a los preparados biodinámicos en los que la sustancia no tiene tanto peso sino que lo que tiene influencia es la fuerza que tiene esa sustancia. Por eso los preparados de la biodinámica plantean que la materia tiene una forma condensada pero no es lo único que está ahí, sino que siempre alrededor de la materia hay algo que la sobrevuela, que es la fuerza o la energía que tiene esa materia» explica el ingeniero quien agrega que «cuando se diluye fuertemente la materia, esas fuerzas que están adentro se expresan más fuertes. Por eso los medicamentos homeopáticos o los preparados biodinámicos se basan en un principio muy fuerte de diluciones. Así, por ejemplo, sólo se usan 5 gramos de un preparado (una cucharita de té) en una hectárea de viña».

Calendario biodinámico de la Asociación de Agricultura Biológico-Dinámica de Argentina

Otro aspecto curioso de la agricultura biodinámica es el calendario astronómico donde se muestra la foto de lo que está pasando en el cielo y los que trabajan la tierra intentan hacer lo que hacían los pueblos antiguos: hacer agricultura tratando de coordinar con lo que está pasando arriba: desde la luna o los planetas, pasando por las constelaciones a los eventos astronómicos que influyen sobre la agricultura.

«Algunos lo siguen, otros no, no es un elemento que se exija en la certificación. Pero muchas bodegas tratan de coordinar sus prácticas agrícolas con lo que está pasando en el cosmos» refuerza Persia quien agrega que durante 20 años se realizaron ensayos en Suiza comparando las condiciones de la agricultura biodinámica con agricultura orgánica y convencional y se arribó a las siguientes conclusiones: que se consume entre un 34 y un 53% menos de fertilizantes y energía en los sistemas orgánicos y biodinámicos; que el rendimiento de las fincas sólo bajó en promedio un 20% en sistemas orgánicos y que hay mayor fertilidad y biodiversidad en sistemas biodinámicos y orgánicos.

Nota originalmente redactada para Vinetur .

por Mariana Gil Juncal.
Ver Link Original

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.